11 razones por las que los bebés lloran y cómo calmar su llanto

Mamá toma en brazos a bebé que llora

Cuando se trata de bebés, hay pocas soluciones definitivas. Después de todo, no hay dos bebés iguales y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Pero es algo que todos los bebés tienen en común, su tendencia a llorar. El alcance de sus pequeños lamentos, por supuesto, variará de un niño a otro. Pero la mayoría de los padres primerizos pueden esperar a lidiar de una a tres horas de llanto del bebé, todos los días. ¿Por qué? Porque es la primera y única forma del bebé de comunicar sus necesidades y deseos.

Puede que no encuentres en Google Translate lo que el llanto de un bebé está tratando de decirnos :), pero en este artículo tienes algunas de las razones más comunes por las que lloran los bebés. Sigue leyendo para aprender a descifrar el llanto del bebé, además te damos algunos consejos útiles para calmar esas lágrimas.

¿Por qué lloran los bebés?

Si tienes un bebé llorando en tus brazos, es probable que esté tratando de decirte que necesita algo. En un concepto evolutivo, las crías de los mamíferos lloran como una señal a sus padres de que necesitan atención inmediata, dice Darcia Narvaez , PhD, profesora de psicología en la Universidad de Notre Dame en Notre Dame, Indiana.

Aquí, identificamos 11 de las razones más comunes por las que los bebés lloran, junto con algunas estrategias para calmar a un bebé que llora.

1. Hambre

Lo llaman “hambre” por una razón. Todo el mundo se pone un poco irritable cuando tiene hambre, especialmente los bebés: pueden pasar de cero a gritar con bastante rapidez si no han comido durante un tiempo. Es posible que reconozca el grito de “aliméntame” como rítmico y repetitivo y (generalmente) corto y de tono bajo. Los gritos de hambre del bebé también pueden incluir un sonido de “neh”, dicen los expertos, que proviene de la lengua del bebé golpeando en un acto reflejo el paladar en busca de leche.

La clave con la alimentación no es mirar el reloj, es responder a las señales del bebé. “El llanto es una señal tardía del hambre”. Para evitar que el bebé llore de hambre, busca los primeros signos que indican que está listo para comer: relamerse los labios, chuparse las manos o hurgar (también conocido como girar la cabeza para encontrar el pecho o el biberón).

2. Sueño

Como padre cansado, es posible que puedas quedarte dormido en el momento en que tocas el colchón, pero no lo mismo para el bebé. El sueño es una habilidad que se aprende, como cualquier otra cosa. “Los recién nacidos no tienen un ritmo circadiano establecido hasta alrededor de los 4 meses” Además de eso, un bebé que llora es en gran parte incapaz de calmarse a sí mismo, por lo que los padres tienen que ayudar al bebé en este asunto. Para ayudar a reducir el llanto del bebé por la noche y calmarlo hasta que se duerma, intenta probar con cosas para ver que qué calma mejor a tu bebé cansado. Envolverlo, para empezar, puedes hacer que tu pequeño se sienta cómodo y a gusto. Algunos bebés también responden bien al movimiento de balanceo, una canción de cuna o incluso el zumbido de la aspiradora.

Si el bebé llora por la noche y se despierta con frecuencia, puede ser tentador reducir el sueño durante el día, pensando que menos siestas por la tarde ayudarán al bebé a dormir mejor por la noche, pero no lo hará. Cuando el bebé está demasiado cansado, su cuerpo producirá hormonas que le darán más energía, lo que hará que sea más difícil conciliar el sueño y permanecer dormido. Incluso si no es la hora de su siesta habitual, si parece cansado, acuéstelo. “Se debe permitir que los bebés somnolientos duerman”.

3. Pañal sucio

Algunos bebés pueden sentarse con un pañal mojado o sucio durante horas. Otros se vuelven locos si se sienten incómodos durante más de un segundo. (¿Realmente puedes culparlos?) Tómate un segundo para abrir el pañal y hacer una revisión rápida o realizar una “prueba de olfato”. También puedes optar por una marca de pañales que venga con un indicador de humedad, como Dodot Sensitive , que cambian de color cuando el pañal está mojado. De esa manera, no tienes que desvestir a tu hijo cada vez que necesites investigar si el llanto del bebé se debe a la incomodidad del pañal.

4. Necesita eructar

Si notas que el bebé llora inmediatamente después de amamantar, es una señal clásica de que necesita que lo hagan eructar. Pero hay otras ocasiones en las que puede ser necesario eructar también. Todo el mundo recuerda hacer eructar al bebé después de la alimentación, pero es posible que muchos bebés necesiten hacerlo después de chupar un chupete, tener hipo o llorar. Todas estas actividades pueden ser resultado de la ingestión de aire. Entonces, cuando tienes un bebé que llora inexplicablemente, no está de más darle una palmada en la espalda. Hay varias técnicas para hacer eructar a un bebé,  así que encuentra uno que funcione en su caso.

5. Problemas de estómago

¿Tu bebé que llora también se retuerce, arquea la espalda o mueve las piernas? Estos son signos reveladores de gases en bebés. La buena noticia es que hay una manera fácil de ayudarlos a expulsarlos. “Sostenga al bebé del lado izquierdo o boca abajo para ayudar con la digestión. Si el bebé tiene gases, pon sus piernas en bicicleta y empújelas hacia el pecho para ayudar a aliviar el gas”.

El bebé puede comenzar a salirle los dientes a los 4 meses de edad, y cuando el dolor aparece, un aumento en el llanto del bebé está prácticamente garantizado. Otros signos de la dentición son babeo excesivo y roer cualquier cosa a su alcance. Chupar un chupete o el dedo puede ayudar a calmar al bebé. Es posible que incluso desees darle un masaje en las encías a tu bebé que llora: simplemente masajea las encías hasta que tu dedo emita un chirrido. Masticar mordedores congelados o refrigerados, toallitas o incluso baberos de algodón también puede aliviar un poco al bebé.

Cuando se trata de aliviar los dolores de dentición de un bebé que llora, lo mejor es el alivio natural, a menos que el bebé se sienta realmente con demasiado malestar. En ese caso mejor consulta con su pediatra para una mejor valoración.

7. Sobreestimulación

Todos hemos tenido alguna sobrecarga sensorial de vez en cuando. Para el bebé, puede ser después de que tías, tíos y abuelos lo pasen de un lado a otro en una fiesta familiar, o después de que lo lleven a la tienda de comestibles. Recuerda: tu pequeño todavía se está acostumbrando a todos estos estados, por lo que es posible que no se necesite mucho para molestarlo. Es una buena idea llevarse a casa al bebé cuando llora y relajarse cuando parece sobreestimulado. Salir a caminar y tomar un poco de aire fresco en un entorno tranquilo y familiar también puede ser beneficioso para ellos. Pero no te vuelvas demasiado radical tratando de mantener al bebé alejado de las actividades sensoriales. “La estimulación es algo bueno”. La mejor forma de hacerlo para el bebé es la estimulación junto a un ser querido”.

8. Necesidad de atención y estimulación

Todos sabemos que los bebés no vienen de serie ya configurados y podemos olvidarnos de ellos. Puedes (¡y debes!) hacer que el bebé pase un rato tranquilo y atento en un tapete de juego o en un columpio o mecedora segura. Pero tu hijo estará más feliz y más tranquilo cuando esté contigo. Los bebés a menudo lloran de soledad porque no los cogen en brazos o los mecen constantemente. Necesitan estas cosas a medida que atraviesan este período de desarrollo rápido. Los bebés pequeños deben ser atendidos con empatía y atención para que sus sistemas aprendan a estar tranquilos en lugar de agitarse o agravarse.

Algunos bebés se sienten nerviosos, intranquilos, llorando y pataleando todo el día. Una vez descartadas otras causas puede que el bebé te esté pidiendo a gritos que alimentes su curiosidad con nuevas actividades y contenidos. La estimulación temprana ayuda a tu bebé a despertar o estimular sus sentidos.

9. Enfermedad

A nadie le gusta estar enfermo y sentirse mal, incluidos los bebés. Si ves que tu pequeño se siente enfermo, probablemente notarás que llora con más frecuencia de lo habitual. La mayoría de los padres saben cómo es el llanto habitual del bebé, por lo que si el bebé no deja de llorar o llora más fuerte y durante más tiempo de lo habitual, podría ser un signo de enfermedad. También busca otros síntomas, como fiebre, vómitos, falta de aumento de peso, si el bebé no está alerta o si no hay forma de consolarlo, comunícaselo a su pediatra.

10. Malestar general

Cuando se nos mete alguna cosa en el ojo o tenemos una etiqueta de ropa molesta, simplemente con quitarla se resuelve el problema. Pero un bebé solo tiene una forma de hacerte saber que se siente incómodo, y es, lo adivinaste, llorar. Si tu hijo aún no está contento después de hacer la siesta, de terminar su toma, eructado y cambiado, desnúdalo e inspecciónalo para ver si tiene picazón u otras pequeñas cosas que podrían estar mal. Incluso un zapato demasiado apretado puede causarle una verdadera molestia, así que usa tus mejores habilidades de detective.

11. Cólico del lactante

Por último, pero ciertamente no menos importante en la lista, están los cólicos, la pieza de resistencia del llanto de un bebé. La AEP define el cólico como una afección en la que un bebé por lo demás sano llora más de tres horas al día, más de tres días a la semana, durante más de tres semanas seguidas. Los bebés con cólicos lloran excesivamente, son más difíciles de consolar y tienen problemas para dormir, lo que genera mucho estrés para usted y su pareja. Pero es importante recordar que los cólicos suelen ser de corta duración. Además, los bebés con cólicos no necesariamente se sienten incómodos o con dolor, y eso no significa que estés haciendo algo mal. A menudo, es solo la forma en que el bebé afronta la vida durante esos primeros meses.

Cómo calmar a un bebé que llora

La mejor manera de calmar a un bebé que llora es, primero tener una idea de por qué llora el bebé, para poder atender rápidamente sus necesidades. Sin saber qué está causando esas lágrimas, los padres a menudo prueban un montón de técnicas calmantes diferentes, pero al hacerlo, a menudo pierden la oportunidad de resolver el problema real y el llanto del bebé aumenta. Si el bebé sigue llorando en tus brazos, después de verificar todas las posibles razones mencionadas anteriormente, prueba las llamadas en Inglés “Cinco S”, técnicas calmantes generales que el pediatra Harvey Karp, describe en su libro Happiest Baby on the Block. Aquí hay un desglose de cómo hacer que el bebé deje de llorar con estos útiles consejos y trucos:

  • Swaddle (Envolver). A los bebés les encanta que los envuelvan. Les proporciona una sensación de seguridad y les recuerda sus días en el útero materno. El primer paso para calmar a tu bebé que llora es envolverlo en una mantita cómoda (¡pero no demasiado apretado!) Con los brazos del bebé a los lados.
  • Side or stomach position (Posición de costado o boca abajo). Sostén al bebé de costado o boca abajo sobre tu brazo. Ambas posiciones son reconfortantes para el bebé y pueden ayudar a resolver los problemas de gases y de estómago.
  • Shush (Silenciar). Haz un suave sonido de silencio directamente en el oído del bebé, que es similar a los ruidos que escucharon en el útero. No tengas miedo de subir un poco el volumen para un bebé que llora.
  • Swing (Balancear) Intenta balancear o sacudir suavemente al bebé para que se calme (teniendo siempre cuidado de sostener la cabeza y el cuello del bebé). Los bebés están acostumbrados a este tipo de movimientos desde que están en el útero y pueden asustarse con la quietud poco después del nacimiento.
  • Suck (Chupar). Muchos bebés quisquillosos, nerviosos se relajan profundamente cuando chupan algo. Intenta amamantarle o darle el chupete una vez que el bebé comience a calmarse un poco.

Cuándo dejar que el bebé llore

Es difícil para cualquier padre escuchar el llanto de un bebé y es instintivo querer calmar esas lágrimas. Pero, ¿hay algún momento en el que sea mejor dejar que el bebé llore? Realmente no hay una respuesta clara y firme. Sí, los bebés pueden llorar mucho, pero dado que es su forma principal de comunicación, no es tan sorprendente. Necesitan aprender los ritmos de la vida fuera del útero y necesitan mucha ayuda en esto, a través de la comodidad, el balanceo y la calma. No pueden hacer estas cosas por sí solos durante los primeros meses.

En lo que respecta al entrenamiento del sueño, si está bien o no dejar que el bebé llore, también conocido como el método Ferber, es un poco controvertido. Algunos críticos dicen que dejar llorar a un bebé puede causar cicatrices emocionales, pero esa afirmación no está respaldada por la ciencia. De hecho, un estudio de 2016 descubrió que dejar llorar al bebé no generaba ninguna respuesta al estrés ni tenía efectos a largo plazo en el estado emocional del bebé, el comportamiento externo o el vínculo entre padres e hijos. Pero cada familia tiene que encontrar una estrategia de entrenamiento del sueño que funcione para ellos.

Si opta por dejar que el bebé llore, los expertos están de acuerdo en que el niño debe tener al menos 6 meses de edad, pero eso no significa que su pequeño no pueda aprender algunas técnicas para calmarse por sí mismo mientras tanto. No es dañino que el bebé llore un poco mientras te das una ducha rápida, siempre que esté en un lugar seguro.

Si el bebé no deja de llorar y has llegado a tu límite, siempre está bien dejar a tu hijo en un lugar seguro, como la cuna o el parque de juegos. Aléjate y tómate unos minutos para calmarte. Si empiezas a sentirte frustrado y enojado con el llanto de tu bebé, busca a alguien que te ayude, ya sea tu pareja, un familiar o un amigo. Y recuerda, como con todas las cosas, esto también pasará.

Biografías de expertos:

Darcia Narváez ,PhD, es profesor de psicología en la Universidad de Notre Dame en Notre Dame, Indiana, que se especializa en el estudio de prácticas parentales evolucionadas. También es una autora galardonada.

Paul Horowitz , MD, FAAP, es pediatra y cofundador de Discovery Pediatrics en Valencia, California, así como miembro activo de la Academia Estadounidense de Pediatría.

Kim West ,LCSW-C, es una consultora del sueño de bebés conocida como The Sleep Lady. Es la autora del popular libro de entrenamiento del sueño Buenas noches para dormir bien: Soluciones suaves probadas para ayudar a su hijo a dormir bien y despertarse feliz .

Preeti Parikh ,MD, es pediatra en Pediatrics of New York en la ciudad de Nueva York, así como profesor asociado de pediatría en el hospital Mount Sinai en Nueva York. Obtuvo su título de médico en la Escuela de Medicina Rutgers Robert Wood Johnson.

Eugenie Charles ,MD, es pediatra en la sala de emergencias pediátricas del Hospital Inova Loudoun en Leesburg, Virginia. Recibió su título de médico de la Facultad de Medicina de la Universidad George Washington en 1999 y ha estado en la práctica durante más de 20 años.

Ten cuenta: Los materiales y la información que contiene este artículo no pretenden, y no constituyen, consejos o diagnósticos médicos o de salud y no deben usarse como tales. Siempre debe consultar con un médico o profesional de la salud calificado acerca de sus circunstancias específicas.

La información de esta publicación se proporciona únicamente con fines educativos. No se asume ninguna responsabilidad por los problemas asociados con el uso de los productos o servicios mencionados. No se pretende respaldar productos o empresas, ni implican críticas a productos o empresas sin nombre.

Colección bebé aventuras.

La colección bebé aventuras es un programa educativo de desarrollo emocional y estimulación temprana que tiene como objetivo estimular la inteligencia social, emocional, sensorial y creativa del bebé.

Una actividad diferente para estimular a tu bebé con vídeos.

Favorece el lenguaje en varios idiomas. En cada publicación se trabajan y combinan de forma armónica, los colores, los números, el arte y la música.

¿Quieres saber más sobre nuestro programa de estimulación temprana Bebé aventuras?

Sí quiero saber más.

También puedes suscribirte a nuestro boletín

Recibe nuestras últimas publicaciones, además de consejos y ofertas que te enviamos en nuestro boletines semanales gratuito. Además solo por suscribirte te regalamos un vídeo de estimulación temprana para que lo disfrutes junto a tu bebé.

Y no te preocupes, ¡también odiamos el spam! Puedes darte de baja en cualquier momento.

¡Compartir es demostrar interés!

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Resumen
11 razones por las que los bebés lloran y cómo calmar su llanto
Nombre del artículo
11 razones por las que los bebés lloran y cómo calmar su llanto
Descripción
Cuando se trata de bebés, hay pocas soluciones definitivas. Después de todo, no hay dos bebés iguales y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Pero es algo que todos los bebés tienen en común, su tendencia a llorar. El alcance de sus pequeños lamentos, por supuesto, variará de un niño a otro. Pero la mayoría de los padres primerizos pueden esperar a lidiar de una a tres horas de llanto del bebé, todos los días. ¿Por qué? Porque es la primera y única forma del bebé de comunicar sus necesidades y deseos
Autor
Nombre editor
BABYLINE
Logo editor

Deja una respuesta