Su coeficiente intelectual. Cómo estimular mentalmente a tu bebé.

Bebé inteligente

Para estimular mentalmente a tu bebé y aumentar su coeficiente intelectual no se necesita ser un genio. Solo unos padres amorosos e involucrados en la educación de sus hijos. Os dejo esta lista de algunas ideas divertidas y sencillas que pueden aumentar el coeficiente de inteligencia de tu bebé.

1.- LEER UN LIBRO.

Tu hijo no es demasiado pequeño para que le leas un cuento, un libro de paisajes, animales, aventuras, etc. Acurrucaros juntos en un sitio tranquilo y descríbele todo lo que va sucediendo. Los bebés se sienten especialmente atraídos por los libros con imágenes reales Incluso antes de que los bebés puedan entender lo que estás leyendo, “asociarán la lectura con abrazos y amor“.

2.- SENTIRSE SEGURO.

El cerebro humano está conectado para buscar seguridad, y si el cerebro de un bebé no se siente seguro, no puede aprender. El amor y cariño que le das a tu bebé puede ayudar a reforzar ese sentido de seguridad. Desde el momento en que nace un niño, una voz suave y amorosa les dice mucho a los bebés.

3.- CANTA.

No sientas vergüenza, cántale. Canciones de cuna, esa lista de hits preferidos, vídeos musicales. A los bebés les encanta oírte cantar.

4.- MÍRALOS.

Mira a los ojos de tu bebé desde recién nacido. Los bebés pueden reconocer las caras de sus padres, y cada vez que él os mira fijamente está construyendo su memoria y aprendiendo a reconocer las expresiones faciales.

5.- CUÉNTALE TU VIDA.

Habla mucho con tu bebé. Las investigaciones han demostrado que a mayor número de palabras que escuchan los niños de sus padres y cuidadores antes de los 3 años, mayor es su coeficiente de inteligencia. Dile lo que está haciendo, lo que está pensando y lo que está viendo.

6.- USO DE UN TONO CORRECTO.

Ese tono particular que muchos padres utilizan instintivamente con sus bebés tiene un propósito. Ayuda al cerebro del bebé a aprender el lenguaje haciendo que las vocales suenen diferentes, y el tono más alto es más fácil de imitar para el bebé.

7.- CUENTA EN VOZ ALTA.

Cuando laves las manos y los pies de tu bebé en la bañera, cuenta los dedos de sus manos y los pies en voz alta. Cuenta sus juguetes con él o, cuando sea mayor, los “Gusanitos” que ya está aprendiendo a alimentarse por sí mismo. Muy pronto, él se unirá.

8.- SEÑALA CON EL DEDO.

Las investigaciones demuestran que los niños aprenden el lenguaje más rápido si señala un objeto mientras dice la palabra.

9.- LACTANCIA MATERNA

Las investigaciones han encontrado un vínculo pequeño pero claro entre la lactancia materna y el desarrollo cognitivo. Por lo tanto, si puedes, amamanta  hasta los 6 meses de edad y continúa amamantando por lo menos hasta la edad de 1 año.

10.- RESPONDE A LAS NECESIDADES DE TU BEBÉ DE MANERA OPORTUNA.

Cuando un bebé llora, está diciéndote que está incómodo, puede ser que tenga hambre o necesite cambio de pañal. Cuando respondes a sus llantos, está aprendiendo que puede confiar en ti. No estás haciendo un bebé “consentido” porque respondas a sus llantos.

11.- DÉJALE DECIDIR.

Incluso un bebé entre 3 y 5 meses tiene sus opiniones. Muéstrale dos libros o dos juguetes y observa por cuál parece más atraído para mirar o tocar.

12.- JUEGA A ESCONDER COSAS

Cucú … Trássss . Quien no ha dejado sin aliento prácticamente a un bebé con tantas carcajadas utilizando este juego. Además esconder cosas y buscarlas con papá y mamá no es solo gracioso para los niños. También les enseña a los bebés que los objetos pueden desaparecer y luego regresar.

13.- “ESTE CERDITO …”

Este cerdito fue al mercado,
éste compró la carne,
éste la llevó a casa,
éste la cocinó
Y el más pequeñito, ¡todita
todita se la comió!!!

Este sencillo y gracioso juego con los dedos de sus pies le enseña a tu hijo a anticipar situaciones.

14.- DALE UN DESCANSO.

Mira tu bebé para detectar signos de sobre-estimulación. Si está mirando hacia otro lado, no lo fuerces. Dale un tiempo de inactividad en casa, sin música o luces brillantes para que pueda entretenerse, jugar en silencio o gatear.

15.- SALIR DE CASA

Tal vez sea un espectáculo de marionetas en la biblioteca, un día viento en el parque o un paseo por el zoológico. Tu bebé se entretendrá con nuevas imágenes y sonidos. Echa un vistazo a su biblioteca local para ver si hay eventos exclusivos para bebés o actividades apropiadas para su desarrollo.

16.- MIRARSE EN UN ESPEJO

Muestra a tu bebé un espejo. Al principio, podría pensar que está mirando a otro niño, pero le encantará hacer que el “otro” bebé sonría y se agite.

17.- ARROJAR JUGUETES AL SUELO.

Cuando tu bebé tenga al menos 6 meses de edad, siéntelo en su trona con peluches o pelotas en la bandeja. Cuando los arroje al suelo, coméntale lo que está haciendo. Está aprendiendo causa y efecto (cuando lo tira, cae un juguete) y pronto comenzará a buscar objetos caídos en el suelo.

18.- HÁBLALE EN ALGÚN IDIOMA DIFERENTE

Si un padre o cuidador habla otro idioma con fluidez, haga que lo practiquen con el bebé. “En realidad, es una ventaja para los niños ser bilingües porque fomenta el pensamiento paralelo. No está asociado con retrasos en el lenguaje” en castellano tampoco.