Bebés curiosos e inquietos: La guía definitiva con todo lo que necesitas saber.

Bebé trasteaando con cacharros de la cocina. Bebés exploradores

Los bebés son curiosos, inquietos y les gusta explorar desde que nacen todo lo que hay a su alrededor. Algo que puede ser frustrante para los padres.
Tu bebé probablemente esté ocupado desde la mañana hasta noche, ¡apareciendo en lugares que no esperarías!
Se sube a la mesa de la cocina. ¿Y cómo llegó ahí? Luego aparece jugando en el baño. Después se va para ayudarte con las tareas domésticas; tira la basura al suelo, remueve todos los trapos de la cocina, de los cajones de habitaciones. Un sin parar.

Los bebés aprenden explorando su entorno. Pero esta exploración debe realizarse en lugares seguros y de manera que les ayude a aprender. Cuando veas que tu bebé comienza a descubrir su mundo, ten en cuenta algunas de estas ideas :

  • Explorar es normal e importante para los bebés.
  • Explorar es uno de los primeros pasos necesarios para aprender sobre objetos y a resolver problemas.
  • A los bebés les fascina cómo funcionan las cosas, cómo se ven desde dentro y cómo están hechas.
  • Habilidades como levantarse, pararse, gatear, caminar, trepar y correr ayudan a los bebés a explorar y evaluar su entorno.

Cómo se comporta un bebé y qué debes esperar al respecto

Cuando tu bebé tenga entre 1 y 3 años, probablemente estará interesado en todo, especialmente si es nuevo o diferente. Querrá formar parte de lo que sea que estés haciendo. E intentará imitarte. También insistirá en tratar de hacer muchas cosas solo.

  • A veces se resistirá fuertemente a que le prestes tu ayuda. Algunas maneras comunes en que los bebés exploran su mundo son:
    • Se suben a los muebles y se arrastran hacia lugares pequeños.
    • Juegan con agua, donde sea que la encuentren, en fregaderos, inodoros, bañeras, peceras y charcos.
    • Abren armarios y cajones, sacando todo lo que hay dentro.
    • Cogen y abren carteras, estuches de maquillaje y otros recipientes.
    • Se escabullen en las tiendas para tocar cosas en los estantes.
    • Se acercan a perros, gatos y otros niños para jugar.

    Siempre con precaución: aunque ciertos comportamientos exploratorios son normales, los padres o cuidadores deben supervisarlos adecuadamente en todo momento. A los bebés les gusta explorar, pero no pueden evaluar qué es seguro y qué no. Los bebés deben estar protegidos contra posibles peligros. Debes ser especialmente cauteloso cuando estén cerca del agua, escalando e incluso cuando se acerquen a mascotas que no conocen.

Bebé sacando cosas de cajón, bebés curiosos, inquietos y exploradores

 

¡Ser curioso e inquieto es bueno y necesario para tu bebé!

Aunque puede ser difícil mantenerse al día con un bebé explorador, ¡explorar es bueno!. Ayuda a los niños a crecer de manera importante.

Primero es el crecimiento de la inteligencia. El interés de un bebé en aprender sobre el mundo lo alienta a usar sus sentidos: probar, tocar, ver y oler. Sus sentidos le ayudan a comprender cómo las cosas son diferentes entre sí y cómo funcionan.

Al intentar nuevas formas de manejar objetos y al hacer preguntas, un bebé comienza a aprender cómo resolver problemas. Imagina a tu bebé explorando con su «taza de leche». Al golpearla en la bandeja de su trona, escucha el sonido que hace la taza. Al sacudirla, aprende a saber si está vacía. ¡Y al darle la vuelta, descubre que puede ser un desastre!

Otro resultado de explorar es el crecimiento social y emocional. Cuando un bebé sabe que puede explorar su entorno solo y pedir ayuda cuando lo necesita, le hace sentir seguro y confiado.

Explorar también es vital para el crecimiento físico. Los bebés desarrollan coordinación en los músculos grandes que se usan para caminar, correr, trepar y saltar. Además, los bebés obtienen coordinación ojo-mano a medida que aprenden a manipular objetos. Los bebés deben moverse para aprender sobre el mundo que les rodea.

Ayuda a tu bebé a explorar de manera segura

Los bebés curiosos intentan meterse en todo.

Los padres de bebés a menudo se sienten cansados, día y noche. ¡Solo ver a esa personita tan activa acercarse puede ser agotador!

Mantener a un bebé seguro requiere atención constante, y a veces parece que no puedes relajarte ni un minuto. Es sorprendente cuántos lugares y objetos peligrosos pueden descubrir los niños pequeños.

Pero el trabajo extra que se necesita para alentar a tu hijo mientras explora y aprende vale la pena. A veces es posible que desees detener esa necesidad de explorar que tiene tu bebé, pero recuerda:

explorar es necesario para un niño en crecimiento .

Concentra tu energía en proporcionarle lugares seguros para que tu bebé aprenda sobre su mundo.

No tendrás que correr detrás de él con tanta frecuencia si te deshaces de algunos de los peligros que hay en el hogar. Tu bebé es muy pequeño y demasiado activo para pensar en su seguridad. El ignora las cosas que se ponen en su camino. Golpes y caídas no lo detienen. Nunca puedes dejar a un niño de esta edad sin supervisión. Sin embargo, esta tarea será más fácil si sigues estos pasos:

  • Guarda todo lo que pueda hacerle daño fácilmente o que pueda lastimarlo.
  • Asegúrate de que los muebles sean estables y que no se caigan fácilmente.
  • Usa puertas de seguridad en escaleras y garajes.
  • Bloquéale el camino para que pueda abrir ventanas si no le estas vigilando. Fija las pantallas. No dejes cortinas o cordones colgando libremente, ya que pueden causar estrangulamiento.
  • Cubre los enchufes eléctricos.
  • Mantén todos los medicamentos y productos peligrosos (como productos de limpieza) en un armario cerrado.
  • Enseña a tu bebé a subir y bajar escaleras con seguridad.
  • Crea áreas de juego seguras y proporciónale juguetes seguros.
  • Comprende que tus palabras no siempre impedirán que tu hijo haga algo inseguro para él. Cuando esto suceda, toma medidas firmes para evitarlo. Entonces dile ¿por qué lo hiciste?.
  • Debes estar atenta y alerta ante cualquier cambio de acción importante (por ejemplo, cerca de un perro peligroso, un automóvil o escaleras).

Comprender el juego y el aprendizaje

Un bebé es muy activo entre 1 y 3 años.

Usará sus nuevas habilidades físicas y verbales para explorar todo a su alrededor.

A medida que crezca, pasará menos tiempo explorando y más tiempo jugando. Y el juego será » el trabajo» de tu bebé, su principal ocupación mientras practica y domina nuevas habilidades mentales, físicas y sociales.

Para ayudar a tu bebé con su desarrollo, planifica maneras de explorar cosas nuevas e interesantes en el hogar y en tu vecindario.

  • Piensa en nuevas ideas de juego que involucren formas, colores, texturas y tamaños.
  • Desplázate a nuevos lugares: tiendas, parques o un zoológico. Y coméntale sobre lo que encuentres allí.
  • Deja que lave platos de plástico contigo o dale juguetes para jugar en la bañera. (¡Y prepárate para limpiar todo el desastre!)
  • Ponlo en lugares seguros para gatear, esconderse, trepar y explorar. (Por ejemplo, podrías colocar una sábana sobre una mesa para hacer una cueva imaginaria).
  • Coméntale sobre lo que ve y oye mientras camina, viaja en el autobús o vais en el automóvil.
  • Háblale sobre la naturaleza mientras dais un paseo por el parque. Señálale los colores de las hojas y la hierba, y permítele que las coja y sienta la textura con sus manos.
  • Deja que tu bebé te ayude a preparar comida sencilla para explorar todas las texturas, formas, sabores y colores. (Nuevamente, prepárate para un desastre).

Explorando con preguntas

La curiosidad del niño no conoce límites.

Incluso si su cuerpo está tranquilo, sus ojos y su mente están ocupados. Se está volviendo cada vez mejor hablando y escuchando. Mira a otras personas. Está explorando, haciendo preguntas sobre todo lo que ve. Si escuchas «¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?» de tu hijo, recuerda que es cómo aprenden los niños pequeños.

Los niños pequeños hacen preguntas poco a poco porque necesitan tiempo para entender las respuestas que obtienen. Parecen saber lo que pueden controlar, y dejan de preguntar cuándo han tenido suficiente. Trata de mantener el equilibrio dándole a tu hijo suficiente información pero tampoco demasiada.

Explorando con libros

Los libros también pueden ser útiles para ayudar a los niños a aprender sobre su mundo. Las bibliotecas y librerías tienen muchos libros para leer con tu bebé. Algunos libros le permiten hacer cosas, son interactivos (como tocar un lugar especial en la página, con texturas o sonidos). Otros alientan a los niños a explorar con los personajes. Los niños pueden disfrutar de todos ellos durante mucho tiempo.

Algunas  ideas de libros:

Y siempre disfruta de tu bebé, el tiempo pasa muy deprisa. Cada minuto, cada segundo será tu mayor recompensa.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras últimas publicaciones, además de consejos y ofertas que te enviamos en nuestro boletines semanales gratuito.

Y no te preocupes, ¡también odiamos el spam! Puedes darte de baja en cualquier momento.

¡Compartir es demostrar interés!

 

Resumen
Bebés curiosos e inquietos: La guía definitiva con todo lo que necesitas saber.
Nombre del artículo
Bebés curiosos e inquietos: La guía definitiva con todo lo que necesitas saber.
Descripción
Los bebés son curiosos, inquietos y les gusta explorar desde que nacen todo lo que hay a su alrededor. Algo que puede ser frustrante para los padres.
Autor
Nombre editor
Babyline.es
Logo editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.