¿Deberías extraer tu leche o amamantar a tu bebé?

Tanto amamantar como extraer tu leche son formas excelentes de alimentar a un bebé con leche materna. La leche materna es el alimento natural para los bebés, y la extracción de leche puede ofrecer beneficios similares, aunque no idénticos, al de proporcionar leche materna directamente del seno.

La leche materna humana está biológicamente diseñada para satisfacer las necesidades nutricionales de un bebé, y muchos médicos recomiendan la leche materna en lugar de laalimentación con fórmula.

Aún así, los padres deben elegir su estrategia de alimentación o la combinación de estrategias que funcionen mejor para ellos y para el bebé, teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de la lactancia materna y la extracción, si es necesario.

Los padres no tienen que elegir exclusivamente entre extraer o amamantar, ya que muchas madres que amamantan a su bebé además deciden la extracción de la leche a veces.

Pros de la lactancia materna

La lactancia materna ofrece muchos beneficios cognitivos y de salud a los bebés y reduce los riesgos de varios problemas de salud a largo plazo tanto en la mujer como en el bebé.

Estos son algunos de los beneficios de alimentar a un bebé directamente del seno:

1. Comida personalizada para tu bebé

Según varios estudios, esta interacción entre la mujer que amamanta y el bebé, garantiza que el bebé reciba los nutrientes necesarios, así como también los anticuerpos que le pueden proteger contra las infecciones.

La leche materna tiene componentes específicos para el bebé si es prematuro y cambia su composición a medida que va creciendo. La leche también cambia según la hora del día e incluso durante una alimentación determinada.

Muchas mujeres, a veces, amamantan y al mismo tiempo usan un extractor de leche.

2. Un ciclo de retroalimentación natural

La producción de leche sigue la regla de oferta y demanda. Los senos producen más leche cuando el bebé se amamanta más. Permitir que este ciclo de retroalimentación natural controle el suministro de leche, asegura que el niño tenga suficiente leche pero no experimente un exceso.

Alimentar a un bebé a demanda con el pecho en lugar de extraerlo a un horario, puede alentar un suministro continuo de leche y garantizar una relación de alimentación duradera y saludable.

3. Conveniencia y asequibilidad

La lactancia materna no es gratuita, en el sentido más estricto, ya que requiere un trabajo significativo de la mujer que suministra la leche.

Sin embargo, la alimentación exclusivamente del pecho no impone ningún coste financiero. La lactancia materna puede ahorrar una cantidad significativa de dinero, dependiendo del precio local de la alimentación con fórmula.

La lactancia materna también es más conveniente, ya que no requiere preparación. Un bebé o un niño pueden alimentarse del pecho en cualquier lugar sin la necesidad de que un adulto tenga que preparar los biberones, encontrar agua limpia, calentar y preparar la fórmula.

4. El mejor calmante, sencillo y efectivo.

La lactancia materna puede ayudar a calmar a un bebé ansioso, asustado o herido.

Un estudio de 2016 encontró que amamantar a un bebé de hasta 12 meses de edad puede ayudar a aliviar el dolor al recibir vacunas.

Nuevamente, alimentar con el pecho ofrece la oportunidad de calmar al bebé sin la necesidad de gastar dinero.

5. Tiempo de vinculación

La lactancia materna pone a la mujer y al bebé en estrecho contacto, piel con piel. Este contacto tan cercano estrecha los lazos del vinculo afectivo entre madre e hijo. Ayuda a los dos a aprender los gestos y personalidades del otro, y promueve la relajación.

Numerosos estudios han demostrado que los recién nacidos tienen una fuerte necesidad fisiológica de estar en contacto cercano con un cuidador. El contacto fisiológico puede incluso ofrecer beneficios que salvan vidas para los recién nacidos.

El contacto piel con piel después del nacimiento puede reducir el riesgo de hipotermia, reducir el estrés y puede ayudar a los bebés a dormir. Amamantar a un bebé fomenta este contacto cercano. El bebé y su mamá pueden pasarse horas acariciandose y mirándose.

Pros del extractor de leche

Los bebés que se alimentan exclusivamente de leche extraída no obtienen el beneficio de un circuito de retroalimentación entre su cuerpo y la leche materna. Sin embargo, aún obtienen acceso a un alimento bien diseñado que es rico en grasas y anticuerpos saludables.

Los beneficios de extraer la leche son:

1. Controlar el tiempo

Al extraer la leche, los cuidadores pueden controlar el momento de la alimentación. Pueden decidir un horario que mejor se adapte a ellos y extraer cuando sea necesario según el horario determinado.

Controlar el tiempo de alimentación puede facilitar el regreso al trabajo y potencialmente tener más tiempo libre.

2. Capacidad para compartir comidas

Puede ser más fácil para las personas dividir las tareas de cuidado si eligen extraer leche en lugar de amamantar.

Cuando solo una persona amamanta, esa persona debe manejar todas las tomas que el bebé demanda, a menudo incluyendo varios despertares nocturnos.

Compartir la alimentación puede promover un equilibrio positivo en las tareas del cuidado infantil. La capacidad de compartir la alimentación también puede ofrecer cierta comodidad y ayudar a la persona que está amamantando a sentirse más descansada.

Extraer leche le permite al cuidador controlar los tiempos de alimentación del bebé.

Esta capacidad de compartir la alimentación puede ser especialmente beneficiosa en el período inmediato al posparto, cuando los padres pueden estar exhaustos y recuperarse así del parto.

Si es posible, los padres y cuidadores no deben introducir un biberón hasta que la lactancia materna esté bien establecida.

3. Abordar problemas de suministro

Extraer leche materna es una forma de abordar los problemas de suministro de leche materna. Algunas personas optan por extraer la leche después de cada sesión de lactancia para aumentar su suministro. Extraer la leche también da la posibilidad de contar con un buen suministro de leche en el congelador, si a una persona le preocupa el bajo suministro.

4. Más descansos

El extraer leche permite a los padres descansar mientras se enfrentan a los meses o incluso años de privación del sueño. Recuperarse del parto también puede ser un desafío, al igual que manejar el tiempo que demanda el cuidado del bebé.

Extraer y almacenar la leche materna puede permitir que los padres o cuidadores salgan por unas horas, a una cita o incluso se vayan de vacaciones dejando suficiente comida para su bebé.

Si una persona está trabajando, entonces extraer la leche materna permite que las personas que cuidan al bebé le den la misma leche saludable.

5. Donante de leche

Los padres biológicos no son las únicas personas que pueden suministrar leche materna. Algunos bebés reciben leche materna de donantes.

Un bebé adoptado podría recibir leche de donantes. Del mismo modo, una persona que no puede producir suficiente leche puede complementar su suministro de leche de un banco de leche. La leche extraída puede ser la única forma para que algunos bebés obtengan leche materna.

La Asociación Española de Pediatría enfatiza que todos los bebés deben recibir leche materna y recomiendan la alimentación exclusiva del pecho durante los primeros 6 meses. Pero cuando una mujer no puede producir leche, la leche extraída de un donante es mejor opción que la fórmula.

Hay bancos de leche disponibles que garantizan que la leche sea segura en su uso, ya que la leche materna puede transmitir algunas enfermedades.

Contras de la lactancia materna

Algunos de los desafíos de la lactancia materna incluyen:

1. Menos control sobre el tiempo

Cuando se amamanta a un bebé, una mujer debe alimentar al bebé cuando tiene hambre. Puede ser más difícil establecer un horario cuando el pecho es la fuente de alimento y siempre está disponible. Los bebés amamantados se alimentan a demanda, no tienen horario.

2. Dolor en los pezones y otras dolencias

Muchas mujeres experimentan pezones doloridos, agrietados o incluso infectados durante la lactancia. Si bien esto también puede ocurrir al utilizar un extractor de leche, es más probable que un mal agarre del bebé y la succión intensa durante la lactancia materna causen dolor en el pezón, más que el extractor.

3. Problemas para cuadrar horas en el trabajo

Los bebés comen muchas veces al día, y esto puede dejar a la persona que está amamantando con muy poco tiempo.

 

Contras de extraer la leche

La extracción de leche es la mejor opción en comparación con la fórmula, pero no ofrece tantos beneficios para la salud y el sistema inmunológico.

Algunos inconvenientes de extraer leche materna incluyen:

1. Menos beneficios para el sistema inmunitario

No hay un circuito de retroalimentación entre el bebé y la leche materna cuando una mujer extrae exclusivamente su leche o usa leche de donante.

Extraer leche significa que la leche puede no estar tan adaptada a las necesidades del bebé en cualquier momento, por lo que potencialmente ofrecerá menos beneficios para el sistema inmunitario.

2. Gastos adicionales

La lactancia materna exclusiva es gratuita, pero la extracción requiere equipo. El equipo de extracción puede incluir:

  • extractor de leche
  • botellas
  • bolsas de almacenamiento de leche
  • tubos para el extractor de leche
  • un sostén de bombeo manos libres

Algunas personas también invierten en un refrigerador, congelador o isotermo adicional para almacenar la leche extraída.

Ver las fechas de la leche materna congelada puede resultar difícil.

3. Preocupaciones de privacidad y conveniencia

Utilizar el extractor de leche en vacaciones, en el  trabajo o en una excursión familiar puede ser un inconveniente. Si bien es posible amamantar discretamente en público, extraer leche con un extractor que hace ruido puede ser más difícil.

Algunos adultos encuentran que el hecho de utilizar un extractor de leche ofrece menos privacidad y es más inconveniente, especialmente cuando se utiliza exclusivamente en un horario fijo o regular.

4. Problemas de almacenamiento

Algunas mujeres pueden extraer una gran cantidad de leche materna. La leche materna caduca incluso cuando está congelada, y almacenarla puede ser difícil.

Encontrar una manera adecuada de ahorrar leche y hacer un seguimiento de en qué orden usarla puede ser un desafío.

Qué elegir

Una mujer puede amamantar a un bebé cuando están en casa y extraer leche por la noche para tener un suministro de leche para cuando están fuera. La única opción correcta es la que mejor funciona para cada individuo.

Algunos factores a tener en cuenta al decidir extraer leche o amamantar pueden incluir los siguientes:

  • El apoyo de familiares, amigos y pareja, y cómo ese apoyo, o la falta de él, podrían hacer que una elección sea más fácil que la otra.
  • Ser capaz de mantener un amplio suministro de leche amamantando o tener leche extraída disponible.
  • Equilibrar los beneficios de la lactancia materna con los beneficios de que el cuidador tenga tiempo para sí mismo.
  • Si es importante que otras personas, además de la mujer que amamanta, puedan alimentar al bebé.
  • Si están usando leche de donantes.
  • Si están complementando la leche materna con fórmula.

Conclusión

Tanto amamantar como darle leche materna extraída a un bebé ofrecen amplios beneficios para la salud. Tanto si extraes tu leche como si le amamantas, también requiere un compromiso significativo de la persona que proporciona la leche.

No hay una respuesta correcta o incorrecta, y es importante considerar los efectos de cada forma de alimentación tanto en la mujer como en el bebé.

Resumen
¿Deberías extraer tu leche o amamantar a tu bebé?
Nombre del artículo
¿Deberías extraer tu leche o amamantar a tu bebé?
Descripción
Tanto amamantar como extraer tu leche son formas excelentes de alimentar a un bebé con leche materna. La leche materna es el alimento natural para los bebés, y la extracción de leche puede ofrecer beneficios similares, aunque no idénticos, al de proporcionar leche materna directamente del seno.
Autor
Nombre editor
Babyline.es
Logo editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.