Atragantamiento en bebés y niños. Prevenir la asfixia y cómo actuar cuando se produce.

Atragantamiento bebés - Causas - prevención
Los atragantamientos en bebés y niños pequeños es una de las causas de muerte accidental más comunes en la infancia, la tercera.  Prevenir la asfixia y saber actuar cuando se produce puede salvar una vida. Los bebés y los niños pequeños tienen un alto riesgo de asfixia porque:

  • Tienen menos práctica en controlar la comida en la boca.
  • No tienen dientes molares para masticar bien los alimentos.
  • Su vías respiratorias son más pequeñas
  • Exploran todo lo que hay a su alrededor metiéndose todo en la boca.

Si un niño tiene dificultad para masticar o tragar, el riesgo de asfixia es aún mayor. Consulta con tu pediatra para averiguar qué alimentos son seguros para tu hijo.

La mejor manera de evitar que ocurra es asegurarse de que los objetos pequeños se mantengan fuera del alcance de tu hijo. No importa cuán cuidadoso sea, tu hijo puede ahogarse con cualquier cosa. En la mayoría de los casos, tú u otra persona veras a tu hijo tragarse el objeto que le puede causar la asfixia.

Puede haber otras razones por las cuales tu hijo comience a toser. Pero si lo hace repentinamente, no está enfermo y tiene la costumbre de meterse objetos pequeños en la boca, existe muchas posibilidades de que se esté atragantando.

¿Cuáles son las causas comunes de atragantamiento en bebés y niños?

Objetos:

  • Las monedas son la causa más común de atragantamiento en bebés y niños pequeños. no es normal, pero a veces es posible pero el niño pueda necesitar cirugía para extraer la moneda.
  • Las piezas de juguete de plástico, botones, aretes, imanes pequeños, herrajes de metal y aparejos de pesca también son riesgos comunes de asfixia.
  • Los globos son particularmente peligrosos porque pueden bloquear completamente las vías respiratorias del niño.
  • Pilas de botón y otras baterías. Las pilas de botón se utilizan en relojes, calculadoras y juegos portátiles.

Alimentos:

  • Los alimentos redondos y gomosos como los perritos calientes y las uvas pueden bloquear completamente las vías respiratorias de un niño.
  • Los alimentos crujientes como cacahuetes, nueces, zanahorias crudas, manzanas, apio, palomitas de maíz, semillas de girasol, semillas de calabaza, guisantes, judías y garbanzos secos pueden ser difíciles de masticar y tragar.
  • Los dulces duros, las espinas de pescado, los huesos de pollo pequeños y las frutas secas como las pasas también son riesgos comunes de asfixia.
  • Los poppers de fruta, también llamados caramelos de gel, han causado que los niños mueran por asfixia. Estos se venden en mini tazas con una pequeña pieza de fruta en el medio.

¿Qué puedo hacer para que jugar sea más seguro para mi hijo?

  • Enseña al niño a no ponerse objetos pequeños entre los labios o la boca. Por ejemplo, alfileres, agujas, clavos, tornillos o tachuelas.
  • Verifica a menudo el área de juego del niño para detectar riesgos de asfixia y retíralos rápidamente.
  • Asegúrate de que los juguetes estén en buenas condiciones y sean apropiados para su edad.
  • Ten mucho cuidado en las fiestas y celebraciones, cuando haya globos o juguetes pequeños cerca.

¿Qué debo hacer para que comer sea más seguro para un niño?

Siempre supervise a los bebés y niños pequeños cuando estén comiendo.

  • Ofréceles alimentos en pequeñas cantidades para evitar que los niños se lleven demasiada comida a la boca.
  • Introduce alimentos con texturas que sean seguras para bebés y niños pequeños. Dales alimentos cocinados antes de probarlos crudos. Por ejemplo, prueba con puré de manzana o zanahorias bien cocidas primero y luego ofréceles manzanas o zanahorias crudas ralladas en otro momento.
  • Corta las uvas, los tomates cherry y los perritos calientes a lo largo y en trozos pequeños hasta que los niños tengan al menos 4 años y puedan masticar y tragar alimentos que tengan la textura de un filete sin toser.
  • No le des alimentos crujientes y duros a un niño hasta que tenga al menos 4 años, pueda masticar y tragar pan crujiente sin toser. Los alimentos duros y crujientes incluyen caramelos duros, cacahuetes, nueces, zanahorias crudas, manzanas, apio, frutas con huesos, palomitas de maíz y semillas de girasol. Los granos de maíz dulces sin aplastar son especialmente peligrosos.
  • Unta la mantequilla sobre galletas o pan. Un trozo de mantequilla puede formar un «tapón» y bloquear las vías respiratorias del niño.
  • Retira los huesos de pollo y las espinas de pescado antes de servir.
  • Corta los alimentos como la carne y el queso en trozos pequeños.
  • No ofrezcas otros alimentos que representen un riesgo de atragantamiento, como nubes, frutas secas como pasas, chicles y caramelos de gel hasta que el niño tenga al menos 4 años y pueda masticar bien sus alimentos.
  • Asegúrate de que el niño esté despierto y pendiente antes de ofrecerle comida.
  • No dejes a un bebé solo con el biberón. Podrían ahogarse con el líquido.
  • Intenta que los niños se sienten mientras comen y beben.
  • No les des a los niños nada de comer o beber mientras caminan, juegan o se sientan en un automóvil, autobús o cochecito en movimiento.
  • No alimentes a los bebés mientras están sentados en una silla de auto o reclinables.
  • Si un niño se ríe o llora, espera antes de ofrecerle comida y evita que coman en esos momentos. Procura que se sienten y coman en un ambiente tranquilo y silencioso.
  • Enseña a los niños a masticar bien su comida. Siéntate y come con ellos. Tú eres su mejor ejemplo: toma bocados pequeños, mastica bien los alimentos y come despacio.
  • Enseña a los niños mayores a no dar comida o juguetes pequeños a los más pequeños.
  • Enseña a los niños a no atrapar alimentos con la boca.

¿Qué hago si un bebé o niño se atraganta?

Si está poniendo azul y no puede hablar o toser, toma las medidas apropiadas como se describe en sus procedimientos de salud y seguridad. El niño debe ser visto por un profesional de la salud.

Si un niño tose y puede hablar, mantén la calma y anímalo a toser el objeto o la comida.

Acude a urgencias de inmediato o llama al 112 si la tos continúa o si tiene síntomas como arcadas, vómitos o sibilancias. Coméntale al personal de urgencias qué crees que se atragantó el niño.

Se necesita atención médica inmediata si un niño se atraganta con pilas, guisantes, judías, garbanzos secos, incluso si parece estar bien. Las pilas contienen químicos fuertes que pueden quemar a un niño si se tragan. Los guisantes, judías o garbanzos secos se hinchan cuando absorben agua, causando un bloqueo más completo de las vías respiratorias.

Maniobra de Heimlich

Saber cómo realizar estos procedimientos de primeros auxilios le permitirá ayudar si alguien se está ahogando.

Maniobra de Heimlich para bebés y niños

Maniobra de Heimlich para bebés y niños - definición

Maniobra de Heimlich para bebés y niños - conscientes

Maniobra de Heimlich para bebés y niños - conscientes 2

Maniobra de Heimlich para bebés y niños conscientes

Maniobra de Heimlich para bebés y niños paso 3

Maniobra de Heimlich para bebés y niños - educación y seguridad

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras últimas publicaciones, además de consejos y ofertas que te enviamos en nuestro boletines semanales gratuito.

Y no te preocupes, ¡también odiamos el spam! Puedes darte de baja en cualquier momento.

¡Compartir es demostrar interés!

Resumen
Atragantamiento en bebés y niños. Prevenir la asfixia y cómo actuar cuando se produce.
Nombre del artículo
Atragantamiento en bebés y niños. Prevenir la asfixia y cómo actuar cuando se produce.
Descripción
Los atragantamientos en bebés y niños pequeños es una de las causas de muerte accidental más comunes en la infancia, la tercera.
Autor
Nombre editor
babyline.es
Logo editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.