Tocar un instrumento musical en la infancia son todo beneficios.

Niña toca piano junto a mamá

Tocar un instrumento musical en la infancia es muy beneficioso para su cerebro. En las últimas décadas, la neurociencia ha dado un salto importante. Mediante el uso de dispositivos como los escáneres FMRI (imágenes de resonancia magnética funcional) y PET (tomografía por emisión de positrones) para controlar el cerebro en tiempo real, se ha llegado a comprender cómo funciona. Así se puede observar cómo se activan las áreas del cerebro mientras leemos un libro o resolvemos problemas matemáticos. Cuando escuchamos música, los científicos descubrieron que todo nuestro cerebro se activaba como si de fuegos artificiales se tratase.

Después los investigadores cambiaron el objetivo de escuchar música a tocar un instrumento. Se confirmó entonces, que aumentaron las áreas del cerebro que se volvieron más brillantes. Si comparamos la señal que se activa al escuchar música con “unos petardos en el jardín”, tocar un instrumento musical tendría la apariencia de un “espectáculo de fuegos artificiales”. Escuchar música puede tener un efecto interesante en el cerebro, pero se ha descubierto que tocar un instrumento musical es comparable a “ejercitar todo el cuerpo” del cerebro. Los neurocientíficos han determinado que “las zonas brillantes” aparecían en múltiples áreas del cerebro, procesando varias áreas de información muy complejas de manera increíblemente rápida y simultánea.

¿Pero tocar música activa el cerebro?

Si bien, este es un estudio bastante nuevo, se han encontrado poderosas razones en neurociencia. Cuando tocas un instrumento musical, prácticamente todas las áreas del cerebro se ponen en funcionamiento. Especialmente las áreas visual, auditiva y motora. Tocar un  instrumento musical mejora la función cerebral, lo que a su vez fortalece otras actividades.

La diferencia más notable entre escuchar y tocar algún instrumento es que, tocar requiere habilidades motoras precisas controladas por los lados derecho e izquierdo del cerebro. Las actuaciones también combinan la precisión lingüística y matemática del cerebro izquierdo con las actividades creativas del cerebro derecho.

Por estas razones, se descubrió que tocar un instrumento musical fortalece y activa las conexiones entre los cerebros derecho e izquierdo, y genera varias rutas para transmitir información en el cerebro.

La educación musical temprana no debe confundirse con las lecciones instrumentales “magistrales”. Este tipo de enseñanza se trata principalmente de comunicar la diversión de la música de una manera lúdica y no de aprender un determinado instrumento musical “profesionalmente”.

Cantar, bailar y escuchar música son una parte tan importante del repertorio de la educación musical temprana como la introducción general y elemental a tocar y conocer diferentes instrumentos individualmente. Por lo general, aquí se utilizan los llamados instrumentos de Orff (por ejemplo, campanas, xilófonos e instrumentos de ritmo).

Los sorprendentes beneficios de tocar un instrumento musical

Practicar de forma habitual mejorará las habilidades del lenguaje, la memoria, la conducta o la inteligencia espacial.

La música activa promueve el desarrollo infantil en todos los aspectos. Crear música tiene efectos positivos en las habilidades motoras, así como en el entrenamiento del oído, el ritmo, el desarrollo de la personalidad y la creatividad de un niño.

En este contexto, es particularmente importante tocar música con amigos, compañeros de escuela y familiares. El hecho de que un niño se involucre con sus compañeros músicos, promueve características sociales básicas como el trabajo en equipo y la inteligencia emocional.

1.- Habilidades de concentración.

Aprende a concentrarse intensamente en una cosa por más tiempo.

2.- Coordinación mano-ojo

Leer y tocar al mismo tiempo promueve inmensamente la coordinación mano-ojo y ayuda a desarrollar la destreza.

3.- Volumen pulmonar (para instrumentos de viento)

Aprender un instrumento de viento conduce a un aumento del volumen pulmonar. Además, aprende a regular su suministro de aire y a usarlo en consecuencia.

4.- Creatividad

Al tocar un instrumento musical, inevitablemente se entra en contacto con diferentes estilos y tipos de expresión musical. Esto promueve la creatividad del niño.

5.- Memoria

Los pasajes difíciles a menudo no se tocan mirando el pentagrama, sino que se aprenden de memoria.

6.- Habilidades sociales

Cuando tu hijo asiste a una escuela de música, curso grupal o conjunto, aprende trabajo en equipo y se adapta a otros músicos. ¡Trabajar juntos en una solución es una habilidad esencial en su futuro!

7.- Mejora las habilidades académicas.

Por ejemplo, la música y las matemáticas están estrechamente relacionadas. Si tu hijo puede comprender el ritmo y las escalas, le será más fácil aprender a dividir, crear fracciones y comprender patrones. Además, la física y la música están conectadas: las cuerdas de una guitarra o un violín ayudan a tu hijo a comprender las vibraciones armónicas.

8.- Desarrolla habilidades físicas.

Instrumentos como la batería ayudan enormemente en el desarrollo de la coordinación y las habilidades motoras: tu hijo aprende a ajustar las manos, los brazos y los pies. Los instrumentos de cuerda y el piano a su vez requieren el uso simultáneo de la mano izquierda y derecha, ¡lo que también es beneficioso para el desarrollo !

9. Disciplina y paciencia.

Antes de que tu hijo pueda tocar un violín, debe aprender a sostenerlo. Sostener el arco, donde deben estar los pies y más. Aprender un instrumento y practicar constantemente hará que tu hijo sea más paciente y atento.

10. Confianza

Las lecciones de música le muestran a tu hijo lo que significa recibir críticas constructivas y transmitirlas a los demás. ¡Convertir comentarios negativos en cambios positivos es una lección que todos los niños deben aprender!

¿A qué edad debería comenzar ?

En general, cuanto antes sean las lecciones de música para niños, mejor. Usar un instrumento musical y estudiar las notas musicales, es similar a aprender varios idiomas. Cuanto antes enseñes al niño idiomas, mejor los dominará más tarde. Los niños aprenden de manera diferente a los adultos y, sobre todo, una cosa: juguetonamente. Cualquiera que haya intentado tomar clases de piano o aprender a leer música desde cero como adulto, comprenderá lo que esto significa.

Tiene que ser divertido.

La diversión al tocar el instrumento elegido es el mejor requisito previo para el éxito. Pero también los períodos de sequía, inevitables, (todo músico lo sabe, sin importar la edad que tenga) deben superarse. Además de la diversión, aprender a tocar un instrumento musical siempre exige cierta paciencia.

Para los más pequeños: ¡cuanto más simple, mejor!
Los tambores o cajones, campanas, xilófonos o flautas son  los instrumentos musicales más populares e ideales para los más pequeños. Estos instrumentos se caracterizan por el hecho de que son relativamente robustos y económicos.

Cada instrumento musical tiene sus propias ventajas, lo que afectará a la decisión última dependiendo del niño.

El niño canta alegremente canciones de dibujos animados, toca el tambor y el piano de juguete: las clases que desarrollan el oído musical le brindan un verdadero placer. Y decides que ha llegado el momento de dedicarte seriamente a enseñarle música.

¿Cómo elegir un instrumento musical para tu bebé?

Por supuesto, quizás el primer principio en la elección debería ser los intereses y talentos del niño. Pero al elegir el primer instrumento musical para tu bebé, debes centrarte en su edad.

La variedad de instrumentos musicales es excelente. Pero para el desarrollo exitoso de muchos de ellos, necesitará cualidades y habilidades que los niños en edad preescolar aún no poseen.

Y, como aseguran los profesores de música, ¡esta no es una razón para abandonar las clases! Simplemente comienza con un instrumento musical que sea adecuado para su edad y su grado de desarrollo de las habilidades motoras finas, la atención y la memoria. Gradualmente, con el desarrollo de estas habilidades y según vaya progresando su conocimiento musical conseguirá su sueño.

¿Qué instrumento aprender a tocar según su edad?

1.- El piano . Este es un instrumento clásico que muchos eligen, y con razón. Aprender a tocar bien el piano desarrolla el oído musical, las habilidades motoras finas y, lo que es más importante, la perseverancia del bebé, su capacidad de concentración .

¿Cuándo comenzar? La edad ideal para comenzar a aprender a tocar el piano es de 3 a 4 años.

2.- La flauta. Entre las ventajas de este instrumento están no solo ahorrar espacio en casa y su agradable sonido. Una de las principales ventajas es la facilidad para entretener a los niños. Muy pronto, tu hijo podrá presumir de sus primeros éxitos y tocar con orgullo la primera melodía que ya suena bastante profesional.

¿Cuando comenzar? La edad ideal para comenzar a aprender a tocar la flauta es de 5 a 6 años.

3.- La guitarra. Casi todos quieren tocar la guitarra: con este instrumento te convertirás rápidamente en el alma de las celebraciones. Las guitarras son para niños: esta es una ventaja importante al elegir una herramienta para el bebé. Sin embargo, los expertos no recomiendan que la guitarra sea el primer instrumento en la educación musical de los niños: es mejor comenzar con el piano. Y la idea de aprender a tocar la guitarra puedes valorarla más adelante en la educación primaria.

¿Cuándo comenzar? La edad ideal para comenzar a aprender a tocar la guitarra es de 6 a 7 años.

4.- Acordeón. Este instrumento suena maravilloso y ciertamente complacerá a los abuelos. No se requiere una audición perfecta para comenzar a aprender a tocar el acordeón. La desventaja de este instrumento es su peso ¡y esto no es una exageración!

¿Cuándo comenzar? La edad ideal para comenzar a aprender a tocar el acordeón es de 7 años.

5.- El violín . Aprender a tocar el violín es un proceso que lleva más tiempo que los demás instrumentos. Por supuesto, los esfuerzos merecen la pena, porque los violinistas son muy afamados y siguen siendo muy cotizados. Las lecciones en sí, le darán a tu hijo la oportunidad de desarrollar de una forma importante la memoria y las habilidades motoras. Deberá tener mucho oído al escuchar música: para comenzar a tocar el violín, el bebé tendrá que demostrar excelentes habilidades.

¿Cuándo comenzar? La edad ideal para comenzar a aprender a tocar el violín es de 7-8 años.

6.- Instrumentos de percusión. El grupo de instrumentos de percusión desarrolla perfectamente el sentido del ritmo y la coordinación de los movimientos, porque los percusionistas son verdaderos magos. Tu hijo podrá convertirse en una estrella brillante en su grupo escolar, y las lecciones de batería, estimularán su actividad cerebral.

¿Cuándo comenzar? La edad ideal para comenzar a aprender la batería es de 8 a 10 años.

7.- Instrumentos de viento . Trompeta, saxofón, trombón y clarinete son opciones muy románticas para comenzar a aprender música. Sin embargo, no solo será importante tener un oído musical bien desarrollado, sino también el grado de desarrollo del bebé en: la motilidad de los labios y una cantidad suficiente de capacidad pulmonar. Por eso es mejor no apresurarse con este entrenamiento.

¿Cuándo comenzar? La edad ideal para comenzar a aprender a tocar instrumentos de viento es de 11 a 12 años.

Querías darle al niño la oportunidad de tocar el saxofón, pero ahora ves que todavía es pequeño para este instrumento.

Los maestros recomiendan hacer lo siguiente: no pospongas el comienzo de la educación musical, sino que primero domine un instrumento adecuado para su edad. Por ejemplo, tocar el piano será una excelente “base” para seguir aprendiendo a tocar otros instrumentos musicales: el niño ya estará familiarizado con el concepto de notas y melodías. Además, gracias a las lecciones, ¡tendrá un oído musical, atención y memoria suficientemente desarrollados!

Si te ha gustado esta publicación y quieres recibir más …

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras últimas publicaciones, además de consejos y ofertas que te enviamos en nuestro boletines semanales gratuito. Además solo por suscribirte te regalamos un vídeo de estimulación temprana para que lo disfrutes junto a tu bebé.

Y no te preocupes, ¡también odiamos el spam! Puedes darte de baja en cualquier momento.

¡Compartir es demostrar interés!

 

Resumen
Tocar un instrumento musical en la infancia son todo beneficios.
Nombre del artículo
Tocar un instrumento musical en la infancia son todo beneficios.
Descripción
Tocar un instrumento musical en la infancia es muy beneficioso para su cerebro. Practicar de forma habitual mejorará las habilidades del lenguaje, la memoria, la conducta o la inteligencia espacial.
Autor
Nombre editor
Babyline.es
Logo editor

Deja una respuesta