Las 10 reglas básicas para la seguridad de los niños

Hombre ofrece caramelo a niña

Son muchas las reglas y lecciones que los niños deben aprender a medida que crecen. Algunas comienzan en casa, en la cocina, algunas reglas se refieren al patio. Otras reglas se enfocan al uso de puertas en pasos peligrosos. Los garajes también son muy peligrosos para que jueguen los niños. Las bicicletas también pueden ser peligrosas si el niño no conoce sus límites. Hay días festivos como Halloween, donde les pedimos a nuestros hijos que no coman nada que no esté envuelto. Y luego está el baño, donde tenemos el botiquín y productos de limpieza.

La mayoría de los padres tienen un patio para que jueguen sus hijos, donde hay herramientas que pueden ser un peligro. ¿Qué reglas son importantes y esenciales para enseñar a tus hijos? Estas deben ser las principales reglas que abarcan un área amplia que extiende los límites del niño cuando se les da la oportunidad de ir solos a la escuela o salir del patio.

10 de las reglas más importantes que los niños deben entender antes de los 6 años.

Aunque depende de tu hijo y de la zona en que vive. Puedes elegir una edad diferente si vives en una ciudad grande en lugar de en un pueblo pequeño. Tus hijos necesitan entender lo que les estas diciendo y hacer que sea fácil y sencillo para ellos recordar estas reglas cuando están solos.

1.- No hablar con extraños

Los niños nunca saben quién va a intentar hablar con ellos, pero deben estar en guardia y recordar que nunca deben acompañar a un extraño cuando dicen que conocen a su mamá o su papá.

2.- Gritar y pedir ayuda.

Cuando un extraño se acerca a tu hijo, trata de que rápidamente observen a su alrededor y recuerden los detalles sobre ese extraño si es posible. Si el extraño intenta tocar a tu hijo o correr tras él, dígale que comience gritar y pida ayuda porque un extraño le está molestando. Asegúrate de decirle a tu hijo que está bien que hablen con alguien en quien puedan confiar. Si el niño está asustado debe buscar cerca a una madre con niños. Dile a tu hijo que esto es probablemente más rápido que encontrar a algún agente de policía o regresar a la escuela.

3.- Aprender sobre seguridad en la calle.

Tu hijo debe saber donde hay lugares seguros en la zona donde juega o está generalmente. Esto es importante porque están familiarizados con estas zonas desde la infancia. Si te mudas, siempre habrá lugares seguros para que tú y tu hijo juguéis. Esta bien hacer caminatas y paseos en bicicleta con tu hijo y practicar lo que habéis planeado en caso de una emergencia. No estaría demás facilitarle un teléfono móvil pequeño y económico en caso de que tenga que llamar al teléfono de emergencia 112.

4.- Enseña a tu hijo a memorizar los números de contacto de la familia.

Debes enseñarle a tus hijos la importancia de tener tu información de contacto. Esto facilita que tu hijo y los agentes de la autoridad se pongan en contacto con vosotros como padres en caso de emergencia. Enseña a tu hijo la dirección, el número de teléfono y los nombres de los miembros mayores de tu familia. También es importante que tu hijo sepa dónde hay un edificio que le resulte familiar que esté cerca de casa. Puedes revisar esta información al azar con tus hijos más pequeños porque tienen un poco más de dificultad para recordar cosas a una edad tan temprana.

5.- Nunca divulgues información sobre tu familia en páginas web o redes sociales.

Los padres deben ser conscientes de que las redes sociales se están convirtiendo en una gran influencia en la vida de sus hijos. Es importante comenzar a decirles lo más pronto posible que eviten exponer cualquier tipo de información personal. Sobretodo que no hablen con extraños, incluso si sienten que la persona es inofensiva, podría ser cualquier persona que se hace pasar por otra, un perfil falso. Una persona pueden hacerse pasar por quien quiera detrás de la pantalla de un ordenador. Siéntate con tu hijo y crea reglas seguras para todos. Incluyendo no proporcionar información personal importante, como la dirección, los números de teléfono de la familia, los correos electrónicos familiares y la mayoría de los lugares donde el niño va a la escuela y la ciudad en la que se encuentra su escuela. Dile a tu hijo que esté atento a personas que muestran demasiado interés en conseguir nuestra información personal, a personas que parecen obsesionadas y se enojan fácilmente si el niño no muestra interés y a personas que intentan manipular sus creencias, principalmente.

6.- Cuidado con las cerillas y los cuchillos.

El fuego parece ser bastante fascinante para los niños y también puede parecer seguro. No compres estupendos encendedores que parecen juguetes o se asemejan a un personaje de dibujos animados. También se han producido accidentes graves cuando los padres dejan sus equipos de caza. Los niños piensan que son un juguete y pueden lastimarse seriamente. Enseña siempre a tus hijos a tener especial cuidado con cualquier marca de equipo de caza.

7.- No comer alimentos o golosinas que una persona le dé a tu hijo si no la conoce.

Desafortunadamente, hay personas que hacen comida o golosinas con veneno o productos químicos. Enseña a tus hijos a decir que antes de comerlos, tienen que preguntar a sus padres si pueden tomar de una fuente desconocida ese alimento, se creará un vínculo de confianza entre padres e hijos. Esto también ayuda al niño a reconocer los alimentos que nunca ha visto o que cree que podrían estar bien para comer.

8.- Recuerda que todas las personas son dueñas de su propio cuerpo.

Esta regla se aplica a todos los niños y adultos de cualquier edad. Definitivamente nos dice a todos que tenemos el control sobre nuestros propios cuerpos y tenemos el derecho de decir “NO” en cualquier momento.

9.- Sin secretos a los padres.

A veces los niños saben que su comportamiento fue incorrecto o se sienten muy avergonzados por lo que no siempre les cuentan todo a sus padres. Esta es una regla delicada, pero recuerda siempre decirle a tus hijos que no deben tener miedo de contarles cualquier cosa que les suceda. Recalque el hecho de que, aunque se trate de algo sensible, no les vamos a juzgar, pero deseamos poder escuchar y ofrecer consejos.

10.- Crear una estrategia de seguridad.

Los niños deben ser dueños de su propio mundo, incluida su propia seguridad. Mantén la comunicación fluida y elije un momento para trabajar juntos y hacer planes para diferentes estrategias de seguridad. Esto incluye quién es seguro para llevarlos a algún lugar, hablar sobre “horarios de regreso” razonables y en quién creen tus hijos que pueden confiar.
Recuerda que el hogar es un lugar seguro para todos los miembros de la familia y haber creado estrategias de seguridad puede ayudar a proteger a tus hijos. Hay muchos consejos de seguridad con respecto al agua, el baño, extraños, el hogar, etc. Estas son todas las reglas en las que tú y tu familia podéis trabajar a medida que tus hijos crecen. De bebés a niños pequeños, a estudiantes de primaria y jóvenes adultos.
La seguridad en el hogar es tan importante como la seguridad en las calles. Pero de eso hablaremos otro día.