Dónde comprar tus libros de texto

Libros de texto ESO Bachillerato

Debido a la inflación y la subida de precios en los libros de texto, hay familias que están optando por la compra-venta de libros de segunda mano. Según un estudio realizado por el portal web de Milanuncios, la oferta de artículos educativos de segunda mano aumenta exponencialmente cuando acaba el curso escolar y se mantiene durante los meses de verano.

Una de las mejores web para comprar libros de texto de segunda mano es https://joylibros.com/ , donde puedes comprar y vender tus libros de textos.

En Amazon también puedes encontrar las mejores ofertas en libro de texto, además de todo tipo de material escolar, carpetas, lápices, cuadernos, bolígrafos, etc. Y te lo llevan a casa, más cómodo imposible. Pero lo mejor es que si no quedas satisfecho no tendrás problemas para devolverlo y recuperar tu dinero.

LIBROS 1º DE BACHILLERATO

La inflación ha llegado a alcanzar un 10,8% en España, lo que supone que el gasto para este curso será todavía más grande que el de años anteriores.

Por este motivo, cada vez son más las familias que recurren a la compra-venta de segunda mano para poder afrontar todos los gastos que supone el inicio del curso escolar. En algunas papelerías de la ciudad se hacían eco de algunos de estos casos de padres y madres que se encontraban en esta situación.

Por niveles, los productos más demandados son los libros para los cursos de Secundaria, que acumulan el 52% de las visualizaciones en los anuncios de esta categoría. Sin embargo, analizando individualmente por cursos, son los de primero de bachillerato los que más interés generan, acaparando el 22% de las visualizaciones. Por comunidades autónomas y volumen de oferta, Andalucía es la que más anuncios acumula con el 18% de la oferta total, seguida de Madrid (13%) y Castilla y León (12%).
En una entrevista con EFE, el presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza, José Moyano, ha explicado que el encarecimiento de los costes de producción puede «diferir en cada una de las empresas»; por lo tanto, será complicado calcular el impacto final en el sector. «Lógicamente, si está afectando al conjunto de la economía, también afectará a las editoriales. Dicho esto, las empresas están haciendo todo lo posible para no trasladar al consumidor final todo el incremento de los costes de producción. De hecho, si observamos lo ocurrido en los últimos años, los libros de texto no han sido objetos inflacionistas», subraya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.