La importancia de pasar tiempo en familia

Padres jugando conhijos

El ritmo acelerado de la vida moderna nos hace olvidar fácilmente que el simple hecho de pasar tiempo en familia es realmente importante. Nuestro tiempo es una de las mejores cosas que podemos darles. La familia es para siempre y por eso es necesario mantener una “salud familiar” donde el tiempo que le dedicas es directamente proporcional. Sigue leyendo para comprender su importancia.

El tiempo que pasamos juntos en familia es un factor esencial que ayuda a crear vínculos fuertes, amor, conexiones y relaciones entre todos sus miembros. Pasar tiempo de calidad con la familia ayuda a enfrentar los desafíos, infunde un sentimiento de seguridad, inculca valores familiares, llena de confianza a los niños y mucho más.

“Tienes toda una vida para trabajar, pero los niños solo son jóvenes una vez.” Proverbio

El tiempo es la mayor riqueza que tenemos aunque pensemos que es el dinero. Aportas dinero a la economía familiar pero lo que más necesita tu familia es tu tiempo. Para tus hijos el tiempo que pasas con ellos es su verdadero tesoro, un recuerdo sempiterno.

El tiempo en familia

El concepto de “familia” ha cambiado mucho en los últimos tiempos, ahora hay diferentes tipos de familias y estilos de crianza. Sin embargo, una cosa sigue siendo cierta; cualquiera que sea el significado de “familia” para ti va a ser de suma importancia en la vida de tu hijo.

La familia donde crece un niño tiene una gran influencia en la forma en que se relaciona con otras personas, hace frente a las situaciones y aprende sobre la vida.

Y para que esto suceda, necesitas fijar un tiempo en tu agenda para dedicar única y exclusivamente a tu familia .

El tiempo en familia también es importante porque si los niños no reciben la atención requerida, podrían hacer algo que les pueda dar problemas.

Algunos padres que se quedan en casa pueden pensar que de alguna manera son “mejores” que otros padres, que están fuera, lejos de casa la mayor parte del tiempo. Esto es un error.

Frecuentemente pensamos que es la cantidad de tiempo que pasamos con nuestros hijos más importante, mientras que es la calidad lo que necesitamos dar a nuestra familia. A tus hijos les importa menos las horas que pasas con ellos que la forma de hacerlo.

A medida que crecen y se convierten en adolescentes, se vuelve más difícil esta tarea. Es principalmente porque la vida te mantiene ocupado y tus hijos llegan a un escenario donde sus amigos son su principal prioridad.

Como padre o madre, debes estar dispuesto a bajar a su nivel e ingresar en su mundo. A veces tienes que ser creativo o dejar que ellos decidan qué quieren hacer en familia. Pero nunca renuncies a pasar tiempo en familia aunque sean ya adolescentes, ya que pueden apreciarlo más de lo que expresan.

De acuerdo con los estudios, las familias sanas o funcionales determinan un tiempo familiar para hablar y escuchar, aceptar diferencias, mostrar afecto y aliento, compartir tareas y tomar decisiones, mantenerse en contacto y dedicar tiempo a los demás.

Por qué el tiempo en familia es importante

Para aquellos que todavía dudan de la importancia del tiempo en familia, a continuación se mencionan algunos puntos para poner las cosas en una mejor perspectiva.

10 razones por las que el tiempo en familia es importante:

1.- Para construir un lazo más fuerte con tu familia.

La razón principal por la que el tiempo en familia es importante es porque se desarrollan lazos familiares. A menudo los niños deciden unirse a pandillas o grupos porque les dan la bienvenida, para que se conviertan en parte de su familia.

Tus hijos necesitan un sentido de pertenencia y seguridad, ya que necesitan sentir que tienen a alguien a quien admirar y pueden recurrir siempre, para cualquier cosa. Pasar tiempo en familia asegura que se desarrolle un vínculo familiar profundo y fuerte.

2.- Pasar tiempo hablando.

Otra buena razón para pasar tiempo con la familia se relaciona directamente con la necesidad de compartir, hablar y escucharse unos a otros como familia.

Los padres a menudo piensan que sería difícil hablar con sus hijos, que piensan de manera diferente a los adultos. Sin embargo, los padres tienden a olvidar su propia experiencia, cómo lo vivieron ellos cuando eran jóvenes. La gente que más te gustaba era principalmente la que te escuchaba prestando atención a todo lo que decías, de manera similar, necesitáis escuchar lo que tus hijos tienen que decir. Escuchar no significa solo oír las palabras que dice vuestro hijo, sino sentir lo que está tratando de transmitir.

Debéis escuchar sin cortar con respuestas, criticar o dar vuestros propios puntos de vista. Debéis demostrar que estáis involucrados en la conversación, deteniendo todos los demás quehaceres que tengáis y solo y exclusivamente escuchar. Hablad directamente con vuestros hijos, especialmente adolescentes, sobre el alcohol y las drogas, y debéis dar un buen ejemplo de vosotros mismos.

3.- Para enseñar a tus hijos importantes lecciones de la vida.

Si no enseña a los niños en casa, lo aprenderán en otro lugar. Como padres, ¿os gustaría que vuestros hijos aprendan las lecciones importantes de la vida al sufrir dolor o ir por el camino equivocado?

Si bien los niños tienen que aprender algunas cosas por sí mismos, es importante establecer un tiempo en familia para las discusiones, donde se puedan plantear problemas o situaciones, y luego hablar sobre ellos con vuestros hijos, buscar su opinión y discutir sobre ello. Esto les ayudaría a entender mejor las situaciones de la vida.

4.- Mostrar afecto, aprecio y ánimo.

El tiempo en familia es importante para que todos los miembros de la familia tengan una manera de mostrarse afecto, quizás abrazando, agarrados de las manos, siendo reflexivos y amables. Según los estudios, es probable que los adolescentes que recuerdan ser elogiados, abrazados o besados ​​lo hagan mejor en la escuela que aquellos que no tienen esta experiencia.

Debéis aprovechar ese tiempo familiar de calidad para preguntar qué ha hecho cada miembro de la familia en el día y mostrar interés en la vida de los demás. A la gente le resulta más fácil criticar que elogiar. Así que hay que hacer un esfuerzo para pensar en lo positivo de cada persona y decirle a vuestro hijo las bondades, además de enseñarles estos valores.

5.- Inculcar valores familiares a vuestros hijos.

Inculcar los valores familiares en los niños es de gran importancia hoy en día, no nos dejemos engañar por el número de divorcios en aumento.

Los niños en su mayoría imitan el comportamiento que muestran hacia ellos. Si usted es un padre ausente, serán iguales para sus hijos en el futuro. En cambio, a menudo representan comportamientos peores de lo que ven.

Por lo tanto, pasar el tiempo en familia creará un sentido de valor e inculcará estos valores familiares positivos en vuestros hijos.

6.- Enseñar hábitos y tradiciones familiares.

Los rituales diarios o las pequeñas cosas que hacemos diariamente y en ocasiones especiales, ayudan a construir un sentido de pertenencia, satisfacción y seguridad interior dentro de la familia. Los rituales diarios, como la forma en que saludamos o despedimos, lo que hacemos a la hora de comer o de irnos a la cama, pueden ser algo para compartir dentro de nuestro tiempo en familia.

Es beneficioso para la familia reunirse para celebrar cumpleaños, aniversarios o festejos como la Navidad, Carnavales, etc., donde aprenden sobre estas tradiciones y lo que sucede en esos momentos.

7.- Aceptar las diferencias de cada persona.

El tiempo en familia es esencial para apreciar, alentar y valorar las diferencias de cada miembro de la familia, sabiendo que cada persona es especial, a su manera. Hay que permitir que cada miembro de la familia esté entusiasmado con sus intereses personales y muestre respeto y tolerancia hacia ellos.

No presione a los miembros de tu familia para que sean como vosotros, ni oculte sus sentimientos y diferencias. En cambio, haz que se sientan orgullosos de ser ellos mismos.

8.- Mantener contacto con amigos y familiares.

Como vivimos en una sociedad, necesitamos pasar tiempo con nuestra familia, así como interactuar con amigos y familiares. Saber que hay personas fuera de la familia a quienes acudir en una crisis puede marcar la diferencia en la felicidad de su hijo. También aumenta las posibilidades de que hagan buenos amigos más adelante en la vida.

9.- Compartir las tareas

El tiempo en familia es importante para enseñar a los niños más pequeños. Dándoles la oportunidad de hacer cosas por sí mismos, bajo tu supervisión. Usa sabiamente tu experiencia como adulto y mantén el control a través del humor y el estímulo, no con castigos o amenazas.

Cunado pasamos tiempo en familia, se desarrolla una relación muy especial de confianza e intimidad que ayuda a construir una familia saludable. Especialmente cuando los niños tienen su propia opinión sobre sus vivencias y donde sienten que se escuchan sus opiniones.

10.- Para ayudar y conectar mejor con tus hijos.

Uno de los aspectos más ignorados de la educación hoy en día es la participación de los padres. Muchos padres no se dan cuenta de la importancia del tiempo en familia y de lo importante que es involucrarse en el aprendizaje de sus hijos.

Tanto padres como demás miembros de la familia necesitan sacar tiempo y hacer un esfuerzo.

La investigación demuestra que cuando los padres se involucran en la familia, sus hijos:

  • Obtienen mejores calificaciones y resultados en los exámenes.
  • Se gradúan en la escuela secundaria con notas más altas.
  • Es más probable que continúen en la educación superior.
  • Tendrán actitudes más positivas y van a comportarse mejor.
  • Pasar tiempo con la familia puede ser, leerles un cuento a tus hijos, revisar su tarea , participar en el AMPA, discutir el progreso de tu hijo con los profesores o cualquier cosa relacionada también con sus resultados académicos. O puede ser tan simple como preguntar a tus hijos, qué tal le fue el día en la escuela, pero preguntar todos los días.

Resumiendo

Ahora sabes que pasar tiempo en familia ayuda a crear un sentido de pertenencia, donde puedes compartir ideas, valores y creencias.

Necesitáis encontrar alguna manera de pasar más tiempo juntos como un grupo familiar y divertirse juntos. Por ejemplo, podéis compartir comidas sin la distracción de la televisión o los teléfonos móviles, compartir información y aprender sobre lo que está sucediendo en las vidas de los demás. Podéis jugar a las cartas, otros juegos o deportes, disfrutar de las vacaciones juntos, ir de acampada, ver películas o compartir pasatiempos.

Construiréis una unidad familiar más fuerte si pasáis más tiempo juntos, y tu familia se mantendrá unida durante los momentos difíciles, además de disfrutar juntos de los momentos divertidos.

Muestra lealtad a tu familia, que cada persona se sienta confianza en el apoyo familiar y únete a formar un frente unido para encontrar soluciones.

Los niños crecen y se van antes de que te des cuenta, así que no pierdas el tiempo que tienes ahora y pásalo con tu familia. Recuerda que las familias fuertes pueden resistir los contratiempos y las crisis con una actitud positiva. Compartir valores y creencias que os ayudan a enfrentar los desafíos.

Ahora que sabes por qué el tiempo en familia es importante, ¿cómo pasas el tiempo con tu familia? Danos tu opinión.