Cómo saber si tienes un bebé superdotado

Bebé superdotado escribiendo en ordenador portatil

Un error común acerca de los bebés superdotados es que sus dotes no se manifiestan hasta después de que comienzan la escuela. Los rasgos de los superdotados pueden, de hecho, ser reconocidos en niños pequeños e incluso en bebés si conoces estos signos. Pueden incluir:

  • Estado extremo de alerta o siempre mirando a su alrededor.
  • La necesidad de dormir menos que otros bebés.
  • La necesidad de una estimulación constante mientras está despierto.
  • La habilidad de imitar sonidos antes que otros bebés.
  • Excepcional sensibilidad a los sonidos, olores, texturas y gustos, así como una reacción inusualmente vigorosa a lo desagradable (característica de las hipersensibilidades de Dabrowski )

Mientras que un bebé no necesita tener todos estos rasgos, la mayoría de los niños superdotados mostrarán más de uno.

Necesidad de estimulación mental

Un signo clave de la capacidad de los niños es la necesidad de estimulación mental. De hecho, no es raro que los bebés superdotados sean inquietos e incluso comiencen a llorar si no reciben un estímulo constante.

Los padres a menudo se sienten frustrados cuando su bebé después de alimentado y cambiado, no deja de llorar y sigue molesto. Si bien algunas personas pueden considerar esto como un rasgo de la personalidad del bebé, suelen decir que el niño es “quisquilloso” o “exigente”, pero bien podría ser que el bebé se sienta frustrado con la ausencia de estimulación.

Míralo de esta manera: los bebés no pueden moverse por sí mismos y solo pueden ver lo que está inmediatamente delante de ellos. En algunos casos, solo podrán ver el techo. Incluso si instalas un juguete móvil sobre la cuna, la invariabilidad de la imagen puede no proporcionarle suficiente estimulación para un niño superdotado que anhela la novedad y el descubrimiento.

Cómo saber si un bebé es superdotado

Si bien no hay reglas estrictas y rápidas para identificar ese “superdon” en los bebés, hay ciertas características a tener en cuenta.
A menudo se puede decir que un bebé es superdotado cuando un nuevo sonido o canción tiene un efecto calmante inmediato. Sin embargo, con el tiempo, la misma canción o sonido puede ser menos efectivo o dejar de funcionar por completo. La velocidad por la cual esto ocurre es a menudo indicativa de que el bebé puede ser superdotado.

En otras ocasiones, un bebé permanecerá tranquilo si mira en direcciones diferentes o si se le proporciona algo nuevo para mirar. Los padres de los niños superdotados a menudo notarán que, cuando sus hijos eran bebés, tendrían que moverlos cada 20 minutos para evitar el llanto.

Investigación sobre bebés superdotados

Varios estudios han tratado de determinar si ciertas características infantiles son indicativas de estas capacidades  en los niños. Muchos se han centrado en los conceptos de habituación, en los que un bebé se vuelve menos sensible a los estímulos familiares, y  prefiere otros estímulos nuevos, donde se mostrará más receptivo.

Un estudio de este tipo, considerado fundamental en la investigación sobre bebés superdotados, encontró que ciertos bebés se habituaron a recibir nuevos estímulos más rápido que otros, lo que sugiere que absorbieron y retuvieron la información sensorial de una manera diferente. Los bebés también mostraron una mayor preferencia por estímulos desconocidos en comparación con aquellos que se sintieron atraídos por el entorno familiar.

Por otro lado, los mismos bebés consideraron estos estímulos nuevos durante períodos de tiempo más prolongados que otros que cambiaron su enfoque o no fueron específicos en su respuesta. Esto sugiere además que los bebés tenían una mayor capacidad para traducir las sensaciones en cognición (el proceso mental de adquirir conocimiento y comprensión a través del pensamiento, la experiencia y los sentidos).

En su evaluación final, los investigadores informaron que, en el momento en que estos niños cumplieron ocho años, realizaron las pruebas de pruebas CI (Coeficiente Intelectual) estándar, como superdotados.

Si bien nada de esto debería sugerir que la inquietud infantil es un signo inherente al superdotado, y puede plantear considerar que unos bebés son menos tranquilos o más “exigentes” que otros.

Al final, este “don” puede ser algo más que un entorno familiar enriquecedor; Puede ser un rasgo innato necesario de identificar, nutrir y apoyar activamente.

Los vídeos de la la colección bebé aventuras son una ventana al mundo exterior fuera del entorno familiar, que puedes ver siempre junto a tu bebé.